PROGRAMAS  FACEBOOK  TWITTER  CORREO ELECTRÓNICO  ENCUESTAS  DENUNCIAS
Spanish English French Portuguese

En coherencia con la línea prioritaria de acción 3 de la Política Nacional de Medio Ambiente, “Gestión integrada del recurso hídrico”, con el Programa Nacional de Restauración de Ecosistemas y Paisajes (PREP) y reconociendo el acceso al agua como un derecho fundamental de toda la población salvadoreña, El Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES) ha implementado el Programa Techo y Agua desde el año 2004, financiado por un Canje de Deuda firmado entre los Gobiernos de Francia y El Salvador. 

El Programa se ejecuta a través de organizaciones, tales como Alcaldías, ONG’s, ADESCOS u otras organizaciones con personería jurídica, que previa acreditación, pueden obtener la cooperación financiera no reembolsable del FONAES para la ejecución de proyectos Techo y Agua. 

El sistema, consiste en la instalación de dos tanques de 5m3 cada uno y una superficie que sirve para recolectar agua (techo de la vivienda). El agua recolectada es canalizada hasta los tanques, de donde pasa a los filtros para ser potabilizada y apta para el consumo humano.

El objetivo general del Proyecto Techo y Agua es contribuir a aumentar la cobertura del servicio de agua potable en comunidades pobres y vulnerables del área rural remotas de El Salvador, fortaleciendo la sostenibilidad del recurso hídrico y adaptación al cambio climático.

El proyecto contribuirá a la consecución del objetivo general a través de la ejecución de dos modalidades de intervención:

  1. Aprovechamiento de agua lluvia a través de sistemas domiciliares para abastecimiento de agua de usos básicos. Actuación realizada desde el comienzo del programa en el 2004;
  2. Aprovechamiento de agua lluvia para el suministro de  agua a través de sistemas colectivos en comunidades o centros educativos para consumo humano o comunitarios para uso doméstico. Este último a realizarse mediante un proyecto piloto en dos comunidades.  incluye un sistema de tratamiento de aguas grises a través de un biodigestor que será implementado a través de dos proyectos pilotos en la fase 2014.

Ambas modalidades de intervención incluyen acciones de restauración de ecosistemas realizadas por las Unidades Ejecutoras junto con las comunidades beneficiarias.

Hasta el año 2014 el Programa ha financiado 171 proyectos que han beneficiado a 5,096 familias, 95 centros educativos y 3,538 sistemas instalados a los largo del territorio nacional, por una inversión total de US$ 10,804,643.00